Accidentes de manejo agresivos

Compartir la carretera con un conductor agresivo puede ser una experiencia aterradora e intimidante, y su miedo se valida en el caso de que tenga un accidente con el conductor agresivo. Hay muchos ejemplos diferentes de conducción agresiva que analizaremos en detalle a continuación, así como qué hacer si ha estado involucrado con un conductor agresivo. Una de las cosas más importantes que debe hacer es mantener la calma y evitar crear o contribuir a un entorno adicionalmente agresivo. 

El equipo de Oficinas Legales de Grossman ofrece una consulta inicial gratuita para las víctimas de un accidente de conducción agresivo que haya sufrido lesiones como consecuencia del accidente. Durante su consulta inicial, tendrá la oportunidad de hablar con un profesional legal experimentado sobre su accidente, las lesiones que ha sufrido y los pasos que ya ha tomado. Además, podrá hacer cualquier pregunta sobre cómo Grossman Law Offices puede ayudarlo, nuestra opinión sobre su situación y cómo hemos ayudado a otros clientes en situaciones similares a la suya.

Lea más a continuación sobre accidentes de conducción agresivos en Fresno y contáctenos ahora para comenzar con su caso hoy. Si ha resultado lesionado como resultado de la peligrosa decisión de otra persona de conducir agresivamente, es probable que tenga derecho a una compensación adicional en forma de un acuerdo por lesiones personales o una demanda que vaya más allá de las ofertas iniciales que le hará la compañía de seguros.

¿Qué es la conducción agresiva?

Hay muchas formas diferentes de conducción agresiva, y aunque algunas personas inicialmente pueden pensar que la conducción agresiva es solo una conducción combativa, este no es siempre el caso. Simplemente exceso de velocidad es una forma de conducción agresiva, porque ignora las leyes y pautas locales y, en cambio, elige conducir un vehículo a velocidades superiores al límite recomendado.

Algunos ejemplos de conducción agresiva son:

  • Acelerar en el tráfico
  • Pegarse mucho al delantero
  • Cortar a la gente
  • "Comprobación de los frenos" del coche detrás de ti
  • Atravesando carriles y alrededor de muchos vehículos.
  • Perseguir a otros vehículos y tratar de "darles una lección" haciendo parpadear las luces altas o pisando los frenos

La furia en la carretera, en general, es un comportamiento peligroso que se suma a la ya estresante situación de conducir a altas velocidades en una autopista o carretera interestatal. Si bien la furia en la carretera puede comenzar con la agresión entre los conductores en movimiento, puede provocar un accidente y, a veces, intensificarse en violencia. Si ha estado involucrado en un accidente con un conductor que parece estar extremadamente agitado y posiblemente violento, lo mejor que puede hacer es permanecer en su vehículo y llamar a la policía. No hay razón para meterse en una situación potencialmente peligrosa después de haber experimentado un accidente aterrador.

Qué hacer después de un accidente con un conductor agresivo

Después de cualquier accidente, lo más importante que debe hacer es asegurarse de que usted y sus pasajeros estén seguros y asegurarse de que cualquier lesiones sean atendidos lo mejor posible. Comuníquese con la policía para que puedan asegurar el área, desviar el tráfico y ayudar a los servicios de emergencia para que puedan abordar todas las lesiones lo antes posible y determinar si necesitarán transportar a alguien al hospital. 

Si es seguro hacerlo, aléjese del vehículo si corre el riesgo de ser atropellado por el tráfico que se aproxima. Sin embargo, si el otro conductor parece estar agitado y agresivo, puede ser mejor permanecer en el vehículo hasta que policía llegar a la escena. Ellos podrán asegurarse de que usted permanezca seguro, mientras que intentar razonar o trabajar con el conductor agresivo solo puede complicar las cosas y crear una segunda situación peligrosa después de que su conducción haya creado el primer peligro.

Si se lesiona, busque atención médica de inmediato para asegurarse de que sus lesiones se traten adecuadamente y de que se mitiguen los riesgos futuros. Además, es importante que recopile relatos de testigos presenciales, informes policiales o informes de accidentes, y determine si hay o no posibles videos de vigilancia. Cualquier documentación que le cuente la historia completa a un juez será de gran ayuda en su caso y un fuerte argumento de que el otro conductor causó el accidente y, por lo tanto, es financieramente responsable de sus daños.

Contáctanos ahora

Llame al para su consulta gratuita ahora, y aprenda cómo podemos ayudarlo a obtener la justicia y la compensación que se merece. Queremos asegurarnos de que nuestros clientes obtengan la ayuda a la que tienen derecho después de que otra persona actuó de manera irresponsable y peligrosa a riesgo de todos los que los rodean.